Dibujar la ciudad

Los tiempos del olvido
(Proyecto Urban Skecth)

El arte es un proceso de gestión, producción y comunicación de conocimiento. Es decir, un asunto político.
Cualquier manifestación artística es una reflexión sobre un tiempo pero también sobre el espacio que la contiene.
En este sentido creo que las experiencias que se entrecruzan en un espacio urbano retratan las infinitas identidades de ese espacio.
La ciudad no es solo esa entidad político-administrativa urbanizada opuesta al medio rural. Es también todo un inmenso discurso lleno de discontinuidades (1) históricas,  jerarquías y paradojas.
La ciudad es un idea, definida por las prácticas subjetivas que interactúan en su espacios.
Existe una ciudad contemplativa, explicada(2) y atemporal, que reproduce modelos heredados y establecidos sin cuestionarlos o revisarlos. Valores de un tiempo ajeno que provoca experiencias ascéticas, inocuas. Un espacio inerte en una historia monótona y lineal.
Otra forma de construir la ciudad es a través de prácticas activas que se revelen contra la inercia. Cuestionar la lógica de sus espacios es imprescindible para provocar el desplazamiento de las fronteras.
La ciudad se construye desde las prácticas subjetivas que transforman esos espacios en lugares de experiencia, de acción y reflexión, asumiendo un tiempo paralelo(3) y discontinuo

Cada experiencia artística se inscribe en un espacio y en un tiempo. Así, un tiempo, un espacio y una experiencia construyen lugares únicos que funcionan como puntos de referencia dentro de la ciudad.
Si pudiésemos unir con un trazo esos puntos, veríamos un mapa completamente diferente de la ciudad. Un espacio con fronteras subjetivas sujetas a una lógica íntima y personal, cruzado por otras prácticas y experiencias. La ciudad como un lugar de lugares.
Urban Sketch es un proceso de re-apropiación del espacio desde el dibujo de una ciudad posible.
El espacio público es el soporte de una línea que describe acciones, pero también elecciones, deseos y expectativas. Ese trazo rojo recorre la ciudad creando el mapa de mis infinitas ciudades, como apunta Jackes Rancère: “Las <<ficciones>> del arte y de la política son en este sentido heterotopías, más que utopías”.(4).
Dibujar es un proceso identitario que define un lugar interior en un espacio paralelo.
El dibujo es la huella que cambia los tiempos del olvido. Dibujar la ciudad es re-acordarla.

ir al Proyecto


(1) La arqueología del saber. Michel Foucault. Siglo XXI Ed. Pag. 14
(2) El maestro ignorante. Jaques Rancière. Editorial Laerte. Pag 69
(3)  Conferencia de Jaques Rancière en el auditorio Camilo Torres de la Universidad Nacional de Colombia. Bogotá. 31 de octubre 2012.
(4) La división de lo sensible. Estética y política. Jaques Rancière. Ed. Lom. pag 14

ir a Biblioteca

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s