Verónica, Enric y la construcción social de la realidad.

Nunca me gustaron las matemáticas. De niño, en el colegio, intentaba entenderlas conectando números  y operaciones aparentemente inconexos a través de historias lógicas que pudiese recordar en los exámenes. Y es que en quinto grado a mí me gustaba Verónica, no las matemáticas.

Junio en Barcelona. A unos 15 minutos de la locura turística de las Ramblas, en la calle Joaquín Costa, hay un local con un cartel encima de la entrada que dice ET. Es la galería Ethall, especializada en dibujo contemporáneo en la que  Enric (Enric Farrés-Duran. Palafrugell, Girona, 1983) inaugura hoy “Una exposición de dibujos”

-¿Tú dibujas? Le pregunto
-No. Me dice.
-Bueno sí, cuando pruebo un boli antes de apuntar un teléfono.

En la sala, un montón de recortes de revistas, páginas de libros antiguos, hojas de libretas, etc, agrupados en conjuntos de 10 o 15 papeles.

6819628_orig

Imágenes de la Glaría ETHall. www.ethall.net

 

Cada cuadro es una unidad. Parecen los capítulos de un libro. Agrupados según alguna regla oculta, aunque todas hoja parecen contener algún garabato o dibujo. Busco alguna en la que no haya pero no hay. La unidad minima que da coherencia a todo el sistema es el dibujo.
Los dibujos no son suyos. O sí, quién sabe. Es imposible reconocer un garabato descuidado en una hoja rescatada del suelo de una librería. Rayas descuidadas, puntos alineados, letras manuscritas, completan el repertorio de trazos descuidados y algunos completamente fortuitos.

Para Enric, las paginas de esos libros con garabatos, o sus instalaciones y exposiciones, sus proyectos de visitas guiadas o incluso las audioguías del proyecto El Visitan ideal duna col·lecció sentimental, son un pretexto para manipular unidades mínimas de sentido. Se trata abrir vías paralelas de aproximación a la realidad a través de la manipulación del lenguaje. La reorganización esas unidades mínimas normalizadas dan irónicamente el sentido a sus textos, son la base de todos sus proyectos. La línea que separa la realidad aceptada de la pura invención se diluye. No hay un relato original.  Enric me dice “En medio de todo esto piensas, ¿me estarán tomando el pelo? o qué, y recuerdo la famosa frase de Fellini “No hay principio, no hay final, es solo la infinita pasión de la vida”
Los paneles en los que enmarca sus papeles parecen funcionar como un conjunto de signos. Pero cuando me acerco veo con sorpresa que cada cuadro es una única fotografía de papeles impresos a tamaño real. Cada conjunto es en realidad una sola imagen.
Todo parece confuso de nuevo, pero quizás esa sea la intención.
Enric me propone un relato plagado de equívocos como método de construcción de la realidad.

4794371_orig

Imágenes de la Glaría ETHall. www.ethall.net

De repente empiezo a relacionar los papeles de una serie de cuadros aparentemente inconexos a través de una historia lógica, como en mi clase de matemáticas, en aquel 3ºB.  Casi sin darme cuenta, me encuentro descifrando patrones como el John Nash de Rusell Craw y trazando líneas por toda la sala como el Daniel Cleg de Ralph Fines, conectando cuadros, papeles y dibujos. Toda la sala es ahora un espacio lleno de líneas que dibujan el mapa de un relato posible.
Y al final, en medio de la exposición de un archivo personal con cuadros llenos de papeles que en realidad son uno solo, encuentro en una exposición de dibujo en la que por lo visto, he participado con el mío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s