El dibujo sin dibujo [2]

En el post anterior “El dibujo sin dibujo” quedaron abiertos algunos temas que me gustaría seguir compartiendo con vosotros. Uno de ellos es que el dibujo se articula  a través de una realidad inexistente: la línea.


Cruzando la frontera
Entender la línea como idea, más que como un trazo, requiere repensar las estructuras del dibujo.
Dibujar no solo implicará representar objetos sobre un papel, sino revisar condiciones y comportamientos o, como explica  John Berger, “corregir” y “un ejercicio de orientación” .
Cuando el dibujo se abre a la mirada, ésta pone en relación los significantes que lo componen , y provoca inevitablemente relaciones de poder que pugnan por establecer jerarquías en el interior del dibujo, afectando en tiempo real al funcionamiento de la obra, a su visibilidad e incluso a su viabilidad.
Dicho de otro modo, la forma en que definimos una línea (los valores que acordamos para ella y que justifican su comportamiento) cambian las reglas internas del dibujo, condicionando su apariencia y su existencia , al tiempo que hacen flexibles y permeables sus fronteras.

phpThumb_generated_thumbnailjpg-1
Galería Marie-Laure Fleisch

KATHARINA HINSBERG. 2010
Spatien
Tissue paper
Dimensions variable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s